Tarazona, Pedro

tarazona-pedro

Pedro Tarazona Lafarga

Nacido en Barbastro (Huesca, 1955), en 1981 se doctoró en Ciencias Físicas en la Universidad Autónoma de Madrid, de la que actualmente es catedrático, en el Departamento de Física Teórica de la Materia Condensada y coordinador del area “Soft Condensed Matter and Biophysics” del IFIMAC Condensed Matter Physics Center.

Su trayectoria científica parte de problemas de física estadística, en su aplicación al estudio de líquidos e interfases de su trabajo de Tesis Doctoral. Una estancia postdoctoral en la Universidad de Bristol (Inglaterra) permitió su especialización en los métodos teóricos del funcional de la densidad, que ha aplicado a sistemas clásicos y cuánticos, con trabajos de relevancia en el estudio de transiciones de fases superficiales, cristalización, cristales líquidos y lo que en general se viene conociendo como “materia condensada blanda”, caracterizadas por un delicado balance entre atracciones moleculares y desorden térmico, es decir energía y entropía. Pueden destacarse algunas de sus aportaciones a este campo por el número de citas recibidas y, especialmente, por su persistencia temporal como ideas que (algunas más de 30 años después) siguen resultando útiles para otros investigadores y, por lo tanto, citadas con frecuencia. En un contexto actual en el que cada vez se asocia más el éxito científico a la inmediatez del impacto y a su repercusión mediática, resulta importante reconocer el valor de los trabajos que perduran de forma menos llamativa pero a veces más útil para el avance colectivo del conocimiento.

Sin abandonar la línea de trabajo en problemas de física estadística, y desde una estancia sabática en la Universidad de Viena (Austria) en 1991, ha venido desarrollado un acercamiento cada vez más activo hacia problemas de biofísica, incluyendo el estudio de la dinámica de formación de cuasi-especies, el plegamiento de ARN, la estructura de membranas lipídicas y los filamentos de proteínas.  El principal hilo conceptual de sus aportaciones a estos problemas está en la aplicación a resultados experimentales en sistemas biológicos las potentes técnicas teóricas desarrolladas para el análisis de las fases de materia blanda. Como parte de ese esfuerzo en crear puentes entre la física y las ciencias de la vida, participó como primer director en la puesta en marcha del Máster en Biofísica de la UAM, que inicialmente como un título propio, después como un máster oficial y ahora integrado en un máster de física de la materia condensada y los sistemas biológicos, ha formado ya a toda una generación de científicos con vocación interdisciplinar y que se ha convertido en un importante referente en España.