Inmunidad por países.

inmunidad-por-paises

Inmunidad por países.

17/05/2020 – Dr. Juan García Puig

Hemos oído que España iba a realizar un estudio de “anticuerpos” para saber cuántas personas habían superado la infección. ¿Tiene Vd. alguna información?

Cerca del día 8 de mayo he oído que esta cifra podría estar en España entorno al 13%. Pero no era una información contrastada. Otros decían que la prevalencia (número de personas con una determinada condición) de anticuerpos frente al virus SARS-CoV-2, en España, estaría por debajo del 10% …. ESTA SEMANA hemos conocido los resultados de un estudio Nacional promovido por el Instituto de Salud Carlos III, dependiente del Ministerio de Sanidad, en que se ha examinado la prevalencia de ANTICUERPOS en más de 60.000 personas, de todas las provincias de España.

En la siguiente sección analizaremos este estudio nacional y sus datos principales.

Antes, permítame que le comente algo con relación a “datos estimativos”.
En un estudio que me merece credibilidad, por los autores que lo firman y por la institución donde se ha realizado, se calculó la prevalencia de sujetos que tendrían anticuerpos. Esta estimación se ha realizado a partir de la información contenida en el registro “2019 Novel Coronavirus at John’s Hopkins University Center for Systems Science and Engineering” y que ofrece cada día: (a) los casos identificados / diagnosticados de Covid-19 y (b) las personas fallecidas, de cada país.

A partir de estos datos y utilizando modelos matemáticos complejos, los autores concluyen que, a nivel mundial, el 6.4% de la población mundial (de 7.600 millones de personas, unos 486,5 millones) estarían inmunizados frente al virus SARS-CoV-2.

La figura de la derecha recoge la los porcentajes de inmunizados que se calcula debe haber en los 7 países indicados. En España vivimos unos 47 millones de personas (Instituto Nacional de Estadística;
Ver informe).
Por tanto, según este estudio, en España, estarían inmunizados el 12.8%, lo que supone algo más de 6 millones de personas.

Pues bien, estos resultados “estimativos”, obtenidos a partir de modelos matemáticos, contrastan de forma muy llamativa con los datos REALES. Es decir, con los datos obtenidos en sujetos físicos, como los que nos ha permitido conocer el estudio Nacional publicado esta semana y que amablemente nos ha resumido el Prof. Banegas.

El caso de España: El estudio del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), por el Prof. José Ramón Banegas (para mí y como dijera el poeta, “un amigo y hermano por los años, padre y maestro por la virtud y la ciencia”).

Estudio Nacional de Sero-Epidemiología de la Infección por SARS-CoV-2 en España. Resultados preliminares 13-5-2020.

Frecuencia de la Infección por el virus SARS-CoV-2 en la población de España.
Se ha determinado la prevalencia (porcentaje de la población con esa característica) de inmunoglobulina G (IgG, un anticuerpo que reflejan infección pasada), de forma cualitativa (test serológico rápido, en sangre capilar por pinchazo en un dedo). Estos resultados han de ser comparados con los de un segundo test (inmunoensayo en una muestra de sangre venosa, obtenida simultáneamente y de mayor validez), pero que tardarán unos días en analizarse.

El principal resultado es que el 5% de la población española tiene anticuerpos IgG contra el nuevo coronavirus. Esto supone que 2,3 millones de residentes en España han estado infectados por el virus. Probablemente estos sujetos están protegidos frente a una nueva infección, ya que estudios preliminares indican que la mayoría de los contagiados están “inmunizados”, al menos durante unos pocos meses.

Otros resultados de este estudio indican que el 87% de los que declararon haber tenido una PCR positiva (prueba diagnóstica de la enfermedad en fase aguda) tenían anticuerpos IgG determinado por esta prueba rápida del “dedo”. Además, el 33% de los que tenían anticuerpos no recordaban síntomas en las últimas
semanas, es decir hay un tercio de infectados son probablemente asintomáticos.
Este estudio también nos ha permitido estimar estimar la letalidad de la enfermedad en la población (porcentaje de muertos entre los infectados). Si hay 2,3 millones de personas infectadas en España y se han producido unas 25.000 muertes hasta ahora, la letalidad sería ~1,1%, proporción superior, o similar, a la de otros estudios. En China, la letalidad es del 0,66%, en Francia, 0,7%, y en Nueva York, 1,1%. Pero esos estudios se realizaron antes que el español, y con diferentes metodologías, nivel de envejecimiento y sistemas sanitarios.

Mapa de la Infección por Coronavirus en España


Hay diferencias notables en la frecuencia de la infección entre las diversas comunidades españolas.
Este hecho puede obedecer a los distintos momentos e intensidad con los que se desarrolló la curva
epidémica y a factores de riesgo no bien conocidos. En algunas provincias la prevalencia de anticuerpos es hasta 5 veces mayor que otras regiones. Murcia, Asturias, Canarias, Ceuta y Melilla tienen prevalencias <2%, en tanto que Castilla-La Mancha y Madrid superan el 10%. Soria, con 14,2% y Cuenca con 13,5% son las provincias con más contagios.

Diferencias por Edad y Sexo
La infección incide con menor frecuencia en los niños y jóvenes, pero no hay diferencias en los de mayor edad ni por sexo. Desafortunadamente no se dispone de datos sobre el grado de infección en los profesionales sanitarios o en los mayores en residencias.

Malas noticias, pero también esperanzadoras. A pesar de estos grandes números absolutos (2,3 millones de contagiados que ya pasaron la infección), todavía no podemos hablar de “inmunidad de grupo”. La mayoría de la población (95%), en principio, es susceptible de infectarse si se dan las circunstancias propicias (e.g., no cumplir las normas de prevención). Esto es así, porque NO hay un número de sujetos suficientemente elevado (~60% o 25 millones) para dificultar que el virus tenga una importante y rápida transmisión comunitaria. De hecho, si se hubiesen infectado e “inmunizado” ese número de personas, las muertes estarían, según modelos matemáticos predictivos, en torno a las 250.000 a 300.000 (10 veces más que las actuales). Por ello, la noticia del bajo nivel de infección de la población no es tan mala pues ha permitido evitar muchas muertes. Además, ahora nuestros sistemas asistenciales y de salud pública están más preparados para afrontar otra probable ola epidémica.

Los avances científicos multidisciplinares cada día nos permiten conocer mejor al virus, y a la enfermedad que ocasiona. Una vacuna (o varias) de suficiente eficacia sería una forma casi definitiva de controlar la epidemia. La competición científica (y política) mundial por conseguir una vacuna es de tal magnitud, que en el caso de que se logre, estará disponible mucho antes que el tiempo empleado hasta ahora para disponer de casi cualquier vacuna.

Sobre la Encuesta: Metodología
La encuesta española es única en el mundo por su grado de representatividad poblacional a escala nacional y por el número de pruebas realizadas. Participaron 60.983 personas con la colaboración de
1.416 centros de salud y 2.600 profesionales sanitarios. Es un estudio trasversal, es decir, una “foto” de la situación de la infección pasada (anticuerpos IgG) en los individuos examinados (en un momento puntual, entre el 27 de abril y 11 de mayo).
Están previstos estudios longitudinales, en el tiempo, para valorar la evolución temporal de los anticuerpos. Esto se realizará mediante el seguimiento de los sujetos estudiados en dos nuevos cortes trasversales (fotogramas de la película) a lo largo de las próximas semanas. Además, la técnica utilizada para detectar anticuerpos se encuentra entre las mejores disponibles; posee una elevada sensibilidad (porcentaje de los que DEBEN ser positivos = pocos falsos negativos) y especificidad (porcentaje de los que DEBEN ser negativos = pocos falsos positivos), lo cual se corroborará con el análisis pendiente (test de inmunoensayo, en sangre venosa). La encuesta tiene algunas limitaciones, como la tasa de participación (74,7% de los invitados telefónicamente a participar), que es, sin embargo, una tasa buena en este tipo de estudios.